Jason McQuinn


Max Stirner (Seudónimo de un antiguo anarquista europeo llamado Johann Caspar Schmidt) es más conocido por ser la figura central de la disolución del medio filosófico post-Hegeliano durante los años que en un futuro conducirían a la revolución Prusiana (y otros eventos revolucionarios) de 1848. Nacido en 1806, fue a universidades en un sistema de educación dominado por el Hegelianismo, estudio filosofía, filología y religión – Donde muchas veces el mismo Hegel era el Profesor de las cátedras. Luego de adquirir un limitado éxito en sus exámenes universitarios, Stirner enseñó en un “gimnasio”[1][2] de niñas en Berlín por las mañanas y frecuentaba cafés y bares durante sus horas libres. Él comenzó a asociarse con die Freien[3], algunas veces en el bar de Hippel en Friedrichstrasse, donde desarrollo amistades con algunos de los mayores miembros de este círculo de intelectuales rebeldes como Bruno Bauer, Friedrich Engels (con quien se convirtió en dutzbruder[4][5]), y Arnold Ruge.

La notoriedad de Stirner viene casi absolutamente de su obra maestra, Der Einzige und sein Eigentum.[6] Aunque Stirner había escrito y publicado ensayos y revisiones anteriorermente, la aparición de este libro a finales de 1844 fue una conmoción tanto para sus compañeros de die Freien como para los grandes medios socioculturales radicales y liberales de Prusia de esa época. No solo fue un texto mucho más radical que cualquier otro de su tiempo (o, discutiblemente, desde entonces), sino también envío críticos golpes devastadores al sistema filosófico de Hegel, el humanismo de Ludwig Feuerbach, la crítica crítica de Bruno Bauer, el comunismo de Wilhelm Weitling, el anarquismo mutualista de Pierre-Joseph Proudhon, e incluso el naciente feuerbachiano Comunismo de Karl Marx. Luego de las reacciones inmediatas a este texto por Moses Hess, Feurbach y Bauer, Stirner publico una respuesta titulada Recensenten Stirners[7] para clarificar la obvia mala interpretación de su texto. El entusiasmo inicial de Engels por el texto de Stirner fue anulado por la rígida disciplina de Marx; poco después Marx reclutaría a Engels para ser el co-autor de una respuesta monumentalmente incoherente, la que, por desgracia, Stirner nunca fue capaz de ver (y prescindir), debido a la censura de Die Deutsche Ideologie[8]. Luego, de la misma manera tan rápida y sorpréndente como su trabajo apareció en 1844, fue eclipsado y olvidado  durante las confrontaciones y revueltas de las revolución de 1848 y la reacción que luego surgió.

Han existido muchos anarquista de facto antes de que el medio anarquista europeo comenzara a surgir a los finales de 1700 y principios de 1800 – con mayor relevancia en la prehistoria. Max Stirner no solo fue uno de los primeros en elaborar una orientación teórica anarquista; él también fue el más sofisticado e importante anarquista crítico de la filosofía que ha existido desde esa época hasta ahora.  Sin embargo, su influencia tanto dentro como fuera del medio anarquista ha sido considerado extremadamente controversial. El egoísmo descriptivo y fenomenológico de Stirner y su absoluto rechazo frente a cualquier forma de esclavización han sido una fuente perenne de vergüenza para los moralistas anarquistas, los ideólogos y políticos de todas las persuasiones (especialmente los de izquierda pero también se incluye individualistas y otros). Al reconocer clara y abiertamente que cada individuo único siempre toma sus propias decisiones y no puede evitar la elección entre la auto-posesión o la auto-alienación y la esclavitud presentes en cada momento, Stirner revela escandalosamente cada intento no solo realizado por los reaccionarios, sino también por aquellos realizados por “auto-asignados” radicales y llamados anarquistas que intentan recuperar la rebelión y canalizarla hacia nuevas formas de alienación y esclavización. En Der Einzige und sein Eigentum, Stirner tiene rígidas criticas de aquellos que intentan legislar la esclavitud a través de la imposición de la moralidad obligatoria, hacia los ideólogos que intentan justificar la sumisión hacia un estado político y una economía capitalista (o equivalentes formas institucionales), y políticos que cabalgan el ganado en un intento de mantener todo en orden. A través de la historia, los ideólogos, militantes y políticos marxistas han tratado a Stirner como la máxima figura anarquista. Pero incluso dentro del medio anarquista, desde Proudhon a Bakunin, desde Kropotkin a Faura, desde Maximoff a Arshinov, y especialmente entre aquellas ideologías de militancia de la anarco-izquierda a través del siglo 20, las palabras de Max Stirner son una anatema – ¡o incluso algo peor!

Aun así (y de manera bastante irritante para la anarco-izquierda) siempre ha existido una minoría de radicales enérgicos, incluidos los incontrolables e indisciplinados indomables entre los anarquistas, aquellos que han escuchado las advertencias y criticas de Stirner, rechazando cualquier palabra, doctrina o institución que venga a dominarlos. Como Stirner proclama, “Nada es más para mí, que Yo mismo” esto claramente implica que Yo soy libre cuando Yo escojo como vivir mi propia vida. Políticos, economistas, ideólogos, curas, filósofos, policías, y cualquier otro estafador con o sin papeles legales, planes y/o bombas y pistolas: ¡LARGUENSE DE NUESTRAS VIDAS! Y eso incluye a cualquier falso anarquista que cree poder vendar nuestros ojos.


[1] Equivalente a una escuela de preparación universitaria

[2] Similares a los pre-universitarios en la región chilena [N. del T.]

[3] “Los libres”, un grupo de jóvenes Hegelianos despreocupados

[4] Alguien tan familiar como para ser tratado por el informal “tu” (Tú del du en alemán, combinado con bruder, que significa hermano)[N. del T.]

[5] En la región chilena esto ocurre cuando alguien es tan familiar que uno deja de tratarlo como “usted” y te permites “tutearlo”, es decir llamarlo por su nombre o por el informal “tu”. [N. del T.]

[6] Literalmente, “El único y su propiedad” que usualmente es traducida al inglés bajo algunos errores de título como “El ego y su yo”. El titulo original era “Der Einzige und sein Eigenthum”; la forma en que se escribe la última palabra ha cambiado en el vocablo alemán desde los años 1900 a “Eigentum”. La publicación data de 1845, pero el libro aparece en algún momento del verano del hemisferio norte de 1844, y ya había sido leída por Engels antes de diciembre de ese año, enviando cartas a Marx acerca de esta obra.

[7]Criticas de Stirner”; esta lúcida (pero muchas veces olvidada) defensa apareció en Wigans Vierteljahrsschrift en septiembre de 1845

[8] Luego que Marx se convirtiera en un dios en la tierra de los gulags, comisarios y policía secreta, la ideología alemana finalmente apareció impresa, pero siempre con los casi ilegibles capítulos acerca de Stirner expurgados.

Anuncios